Acerca de mi

My Photo

Nací en la ciudad De Santiago de Cali el 9 de Mayo de 1975, por estos días aún con 42, diría que 20 ya en la música. A los nacidos en esta ciudad de Latinoamérica nos llaman caleños, que para mi resulta no solo un gentilicio, sino un orgullo. Siempre que me preguntan les digo, SI, si bailo salsa y me encanta, a pesar de tener una pasión inexplicable por el rock y el blues; nunca vi un problema en que me gustaran las dos cosas.

Desde muy temprana edad con inclinación por el canto empiezo a acudir a la parroquia de mi barrio Puente Palma; me gusta recordarlo en sus inicios, sin rejas, con casas de puertas abiertas, los viejos como el Sr. montaña salían en calzoncillos a tomar la brisa del atardecer mientras los pequeños jugábamos futbol contra los andenes de asfalto.
En la iglesia recibí mis primeras lecciones de guitarra popular con el maestro Guillermo Orozco, quien a pesar de su extracción humilde, con un temperamento paciente y altos conocimientos en composición y contra-punto, me inculca el deseo de aprender y el respeto por el conocimiento musical, a pesar de mis impertinencias y carácter volátil; no se si lo sabe en su corazón, pero hoy no podría dar validez a mi existencia sin este hermoso cajón con cuerdas que hace de mis días un sueño constante, para mi es un acertijo interminable, un Sudoku sin fin que todos los días usa lo que siento para llevarme a entender las mismas notas con combinaciones o texturas diferentes, un refugio para la mente que mantiene al “hombre - mono” ocupado en algo creativo y mi profe me dio ese regalo y por siempre le estaré agradecido, no deja de arrancarme una sonrisa saber que siempre me llamó “ joven Julian”, cuando empecé a salir en T.V me preguntó que porque me había cambiado el nombre a Julio. Como me reí ese día, el profe, humilde y desprendido de las ambiciones que nos apoderan a los malagradecidos : ).

En casa de Salvatory, quien siempre se quejaba que la habían cagado en su bautismo y por eso terminaba con “Y” y no con “e”, su nombre, vivía bajo el seno de no solo su madre sino su abuelita y tías, por mas de su mal carácter, era de unos sentimientos únicos, fue mi primera banda, sueños impecables, acordes ignorantes. Como sustento de la casa tenían en el garaje en lugar de carro un alquiladero de películas de Betamax, lo que me dio automáticamente como miembro de “la banda”, acceso ilimitado a contenido para adulto y las mejores películas del mundo.
Mas que ensayos, teníamos largas tertulias, donde nos nutríamos del conocimiento del otro; siempre había algún Tip, algún dato, de un nuevo álbum, de los productores, todo para nosotros era un rumor, de esto no se comentaba en los noticieros ni programas, era algo oculto, era nuestro.

Hablamos de Cali sin ni siquiera Vipers. Una Cali que se estremecía con los gritos de mis hermanas peleando por el teléfono fijo, la Cali complice de mi hermana mayor enseñándonos a marcar con tonos cuando mi mamá le ponía candado al teléfono fijo, de la Cali pachanguera rockera que me trae a Kronos cantando “Fuego en mis venas”.
El día que vi ese video y supe que eran de esta, mi ciudad, supe que quería ser; quería ser su amigo, quería que me dieran un consejo, quería enrrumbarme con ellos, quería algún día compartir tarima con ellos, quería ser su colega, quería ser , por primera vez y por eso les agradezco a Jorge, David, Andrés e Izzy.
Con Juan Manuel y Victor teníamos un tráfico de casets, muy pocos eran originales. Pasamos del acetato al caset, con el caset al walkman, nos hicimos hombres en el CD, con el Discman nos alejamos y en el iPod nos dejamos de ver, espero verlos así sea por Facebook.

Quería hacer mención de esto, aunque se que normalmente la biografía todo el mundo se la salta o le hacen copiar - pegar, el resto está en Google, lo bueno y lo malo : ). Los quiero mucho, gracias por escuchar mi música, a la Pece y el club de fans y a todos los que logran llegar al final de una mini- biografía, desde luego a los que se quedan para una segunda historia, los locos, los que murieron y los que nos rehusamos a morir.

Este álbum dedicado a mi abuela Yeki, que sería de un vividor como Yo sin una abuela alcahueta como Tu, jajaj hasta puedo verte hacer mala cara por un segundo y luego reírte, te amo.

ME GUSTA VERTE FELIZ. No pienses que me estas comprando música, imagina que me invitas una cervecita.

Discografía

No pienses que me estas comprando música, imagina que me invitas una cervecita.

Previews
Previews
Previews
Previews

Contáctame para contratos

Envíame tus opiniones de mis trabajos a mi correo electrónico